Spanish English

Archivo de Noticias

Es Trinidad, intendente del Plantel Prof. Guillermo Careaga, “ingeniero” en lo que realiza en bien de la comunidad escolar

nota25102022 2Trinidad Espinoza López, quien trabaja como intendente en el plantel Prof. Jesús Guillermo Careaga Cruz del Cobach, ha sido el “arquitecto” y el “ingeniero”, más allá de las labores de su cargo, al compartir sus conocimientos en la construcción para darle “rostro” a este centro educativo y sea más funcional.

“Trini”, quien tiene 11 años laborando para el Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora, puso a disposición toda su iniciativa para desarrollar lo que pudiera calificarse como un proyecto de ingeniería para terminar con el problema de que se metía el agua por la parte principal del plantel cuando llueve.

Con todas las ganas de haber bien las cosas, echó manos a la obra, recortó a la mitad los barrotes de toda la estructura metálica y debajo de éstos levantó muros, proyectó orificios en un sistema de desagüe para evitar que vuelva a anegarse el acceso al edificio principal y lograr que el agua fluya para que ya no inunde otras áreas.

Pero Trinidad, quien es originario de Ures, Sonora, se distingue por ser de la gente trabajadora y “no se está quieto” –como dicen en los pueblos- y no conforme se puso a acondicionar el Aula de Maestros: Remodeló la sala de juntas, hizo cambios aquí, allá, en los baños, la cocina. ¡Y listo!

Hoy, esa área luce confortable, representa el sitio especial para los maestros, como se proyectó inicialmente y todo gracias al empeño de Trinidad Espinoza López quien siempre está proponiendo algo más que hacer.

Si se trata de hacer cambios, Trinidad los comenta a la directora Denisse Lucía Gastélum Rojero quien lo apoya y lo que esté a su mano lo realiza. No hay cosa que no haga en el servicio de la comunidad escolar del Plantel Prof. Jesús Guillermo Careaga Cruz (Reforma).

Instaló una nueva puerta en Biblioteca, de vidrio y aluminio, funcional, pintó toda esta área y se fue también a darle “una manita” a los muros, dio ese retoque con la brocha y rodillo en cualquier parte donde se viera que faltaba.

“El Colegio para mí representa algo muy bonito, es el centro de mi trabajo y uno busca hacer todo por dejar este plantel lo mejor que se pueda, que esté al 100”, comenta el orgulloso padre de familia, con esposa y 3 hijos, quien tiene 11 años laborando para el Cobach, cuatro de ellos en el Plantel Hermosillo 5.

Trinidad, quien tiene 45 años de edad, comenta agradecido que el Colegio de Bachilleres le abrió una oportunidad para trabajar y tiene en mente siempre nuevos proyectos “quiero pintar todos los edificios” para que el plantel luzca más bonito.

Aunque en su mente en todo momento está hacer más por este centro escolar, también tiene planes en lo personal: “A ver si me dan oportunidad de subir a una prefectura o estar en unos laboratorios, aunque quisiera seguir aquí porque me gusta lo que hago”, expresó.

Buscador