Spanish English

Archivo de Noticias

Por el Cobach y los alumnos… Joel “le entra a todo lo que se necesite”, sin reservas

nota25052022Joel Quintana Reyes, bibliotecario del plantel San Ignacio Río Muerto, del Colegio de Bachilleres del Estado (Cobach), en su desempeño va más allá de lo ordinario y “le entra a todo…a todo lo que se necesite”, realiza tareas más allá de sus funciones, todo por la institución y en bien de los alumnos.

Joel tiene más de 29 años trabajando para el Cobach, es originario de esta localidad y es bien apreciado “por todo mundo”, a todos conoce y “en el pueblo todos me saludan”. Su papá fue uno de los fundadores del plantel.

Aun cuando reza el dicho de que: “Nadie es profeta en su tierra”, Joel sí lo es por la labor que ha desarrollado con los jóvenes en quienes ha impulsado el amor por la sana lectura y hasta en los propios hogares de los compañeros y alumnos promueve el gusto por los libros.

Su principal objetivo es impulsar en los jóvenes la pasión por la lectura. Motivar a las nuevas generaciones, que tienen más afinidad por el Internet, a que disfruten de un libro de manera física es para él una misión.

“Ahora todo está por internet, los muchachos leen por internet, los maestros nuevos, todo por internet, todo se está haciendo en línea”, dice Joel, pero aún así no se detiene en su tarea como bibliotecario y promueve, con motivación, los círculos por la lectura de manera presencial.

Gracias a ese esfuerzo, a la vocación de servicio que distingue al personal del Cobach, de los bibliotecarios, es que se mantiene la excelente calidad en el quehacer académico para la formación de las alumnas y de los alumnos, y como parte de ésta el impulso por la lectura.

“Hacemos círculos de lectura. Lo hacemos presencial. Los muchachos leen los libros y tenemos muy buenos lectores, la verdad”. Por la pandemia, que tuvimos más de dos años, hemos ido recuperando ese fomento por la lectura, repuso.

Joel se caracteriza por ser reservado en su personalidad, pero no lo es si de ayudar a los demás se trata, tampoco si hay que hacer algo por el plantel San Ignacio Río Muerto del Cobach. Él pone el extra a las labores ordinarias. Es un bibliotecario que “le entra a todo”.

“Nosotros le hacemos de todo por la misma necesidad”, señala Joel, apegado a esa mística de servicio que distingue al personal del Cobah, que lo mismo le entra a darle servicio, reparar e instalar aires acondicionados, le ayuda a los conserjes, al personal de intendencia, le entra a los trabajos de electricidad.

Pero no sólo eso, él pone también las herramientas, “por ejemplo, la escalera que está ahí es mía, ahí tenemos una motosierra, tenemos un machete”, dice mientras, otros trabajadores, podaban los árboles altos. Si son unas pinzas las que faltan, lo que sea, él lo consigue.

Quintana Reyes empezó como bibliotecario, estuvo seis meses de prefecto y tres años de intendente. Y volvió otra vez a la biblioteca.

"Es muy bonito el trabajo de biblioteca porque conoces a muchos alumnos. Los muchachos a veces tienen miedo de leer –en voz alta-“, pero Joel los anima “yo les digo que no pasa nada, todos nos podemos equivocar al leer”.

No obstante de que con el uso cada vez más del Internet las nuevas generaciones han dejado los libros de lado, en San Ignacio Río Muerto sucede lo contrario: “Vienen muchos muchachos de los campos, de fuera, muchas veces no tienen la facilidad de tener Internet en su casa” y esto propicia que se acerquen a la biblioteca donde Joel atiende con gusto a todo aquel joven que quiera leer un buen libro, además de recibir un buen consejo.

 

Buscador